728 x 90



Formentera, història del bàsquet a l'illa (25/09/2018)

  • img
  • img
  • img
  • img

Avui ens anam a Formentera per conèixer la història del bàsquet a l'illa. Esforç i treball de moltes persones que han aconseguit que el nostre esport es pugui practicar a dia d'avui a Formentera. Es una història que ens relata Jacinto Real:

Durante este mes de septiembre se ha disputado la Copa AON Infantil y Mini que ha contado con la participación de un club que viste de azul de mar. La equipación del Club Basquet Trasmapi Formentera. Quizás no sean los mejores técnicamente, los más altos o los más veloces, pero una de las cosas que estamos seguros, es que a estos chicos, no les faltan ganas y esfuerzo para jugar a baloncesto. De hecho, cada vez que les toca disputar un partido en Ibiza, tienen que levantarse pronto, llegar a la estación marítima de Formentera y emplear en un trayecto de entre 35 y 50 minutos en barco, hasta llegar el puerto de Vila. Sin olvidarnos de que las condiciones del mar no siempre son buenas y, en invierno, el paso d'Es Freus, sacude al barco de un costado a otro y luego queda el regreso. 

Lo que desconocen la mayoría es que la afición por el baloncesto de esta isla de 12.280 habitantes se remonta más atrás, en la década de los 80, donde no existía ningún club de baloncesto. Las canastas que había en el colegio eran de minibasket y los niños y niñas se perdían en horas de ocio sin deporte, pero gracias al entusiasmo y afición de personas especiales, se sembró la semilla. Toni Terrasa (padre de Lluís Terrasa), empezó a organizar lo que se llamaban campus de trabajo. Se partía de cero así que la primera tarea fue acondicionar una pista para poder jugar. Pintar las líneas reglamentarias, adecentar las canastas fueron algunas de los trabajos que se realizaron y luego se comenzó a formar un grupo de niños entre los que se encontraba el joven Manolo "Petit", actual presidente del Club de Basket Formentera, que ya destacaba por su altura y por su afición a las artes marciales (consiguió más tarde una beca deportiva en esta modalidad). 

Manolo siempre recuerda que muchos niños de aquella época, ahora todos adultos, estarán siempre muy agradecidos tanto a Toni Terrasa, como a D. Emilio Martínez, un guardia civil aficionado al baloncesto, que organizó diferentes torneos sobre todo en las fiestas del Pilar y en Navidad, amén de una liga interpueblos, formándose equipos tanto masculinos como femeninos. Los nombres fueron tan pintorescos como Blue Star, San Fernando Trothers, AT San Francisco, Peña Barcelonista, Formentera Pistons, Peña Madridista, Lakers, Wonders, N.P.I,  Apocalipsys Boys, Es Locus, Estudiantes Todagrés, TDK Formentera, Fenix CD y Formentera Cadete.

Seguro que a muchos se le iluminan los ojos cuando recuerdan estos equipos en una isla de 60 km de costa bendecidos por la naturaleza. De la nada surgió el baloncesto, de la nada. Con el entusiasmo de unas personas obraron el milagro. 

Formentera tiene algo especial que se cuela como un dulce veneno.  D. Emilio pasó de guardia civil a ser Emilio el policía local de Can Rampuixa, casándose y formando una familia en la isla. Más adelante se formó el actual Club de Basket Formentera, con Manolo Petit actual presidente, Jordi Duart en los inicios del club y ahora Mary Costa entre muchos otros aportando con mucho esfuerzo su pequeñito grano de arena. Recorrieron colegios para captar niños, organizando campus de verano, convenciendo a padres para que sus hijos puedan viajar a Ibiza, para que no dejen el baloncesto,  aunque saquen malas notas, acompañando en la barca a prometedores jugadores, los domingos a los entrenos de los combinados pitiusos, asistiendo a interminables reuniones en la Federación, buscando patrocinadores y así un largo etcétera. 

Algunos, cuando vuelvan a tomar el barco por la mañana dirigiéndose a Ibiza, mientras las olas salpican los cristales y el café de la mañana da dos vueltas de campana en el estomago, leerán este episodio y se sentirán honrados de su pasado, como  también se sienten orgullosos de sus ilustres visitantes,  con quien han compartido, en más de una ocasión, pachangas  y fotos para el recuerdo, como Arvidas Sabonis, Sasha Djordevic, Orenga, Felipe Reyes, Datome, sin olvidarnos de todo una medalla de plata olímpica como Gianmarco Pozzeco. ¿Sabíais que la última ficha federada que tuvo este ilustre jugador, fue de la Federación Balear de Baloncesto con el Trasmapi CB Formentera en II Autonómica? 

Como veis Formentera guarda muchas interesantes historias, prometemos contarlas más adelante si estáis atentos.

Jacinto Real

Fons Documental Fundació FEBIB1935

Segueix-nos a Twitter

Fes-te fan a facebook